5/3/17

# TETAZO 7F


El tetazo del 7 de febrero en Mar del Plata, la ciudad marítima más grande de Argentina.

Lo que se ve en el corro es el conjunto de voyeurs que se personaron ese día, muchos de ellos con el pretexto de que eran periodistas -también hubo prensa de verdad- rodeando a las manifestantes para tomar fotos con sus celulares. En el Obelisco hubo mujeres que se sintieron agredidas por el despliegue de prensa -a mí me pasó- aunque acá en Mardel se lo tomaron con mucha más calma.

No sé si sabrán que sacarse el corpiño en la playa no es delito en Argentina, en tanto que sacar fotos a particulares para subirlas a las redes sociales sin permiso, SÍ. Sin embargo no vi a ningún policía que se presentara para hacer cumplir esa ley. Podría escribir mucho sobre lo que vi, pero no lo voy a hacer en mi muro. Lo que sí voy a decir es que llegué a sentir mucha tristeza al ver tantas mujeres sacando fotos a otras, como si fueran fenómenos de circo. De hecho, eso fue lo único que me pareció obsceno. Los tipos que se juntaron para ver y fotografiar tetas, porque en la vida real no las ven ni en pintura.

Pero el día estuvo hermoso, hasta el clima conspiró a favor. Creo que después de este tetazo vendrán otros, hasta que se rompa la coraza de prejuicio y muy pronto, si no soy demasiado optimista, se pueda hacer por fin topless en nuestro país, y se continúe luchando por todo lo que se reivindica a través de esta acción corporal.