27/6/15

La amorosa cadena

Empecé a escribir porque me sentía secuestrada en mi país, en mi casa, en mi ciudad. Pero ocurre que cuando el arte te ha liberado hay que marcharse. A veces, regresar a la casa de origen viene a ser lo mismo que volver a encadenarse a la caverna.