8/10/15

Toda iluminada

Movimiento de una cosa alrededor
de un punto que gira sobre sí
e invierte su posición primera
recobrando la original:
el sitio donde se recogen las palabras
es el silencio.
Tres lobos hambrientos intentan saltar sobre mí:
hemos encontrado a la mujer de fuego. 
El aire es denso, malicioso. Soy oscura y espesa
no hay por donde escapar:
¿aún estoy aquí?

Me he desplegado alrededor de un punto
que gira y sale de sí como un calcetín
que se da la vuelta y gira
empujando hacia fuera, he visto
que estoy aquí de nuevo, delante de mí.
De vértigo me deslizo
a través de la corriente primaria de la vida,
y mientras bajo
el tigre me muestra mi propio nacimiento 
boca sin dientes, devoradora de sombras
toda iluminada.
Sé que estoy naciendo
y que en el acto de nacer me procreo.
Sé que soy vagina y que al procrear
me exorcizo.

Me has mostrado
 el sinsentido de la búsqueda del objeto fuera de mí.
El espejismo que encierra la necesidad en el aquí
y al otro lado de mí, de hacer justicia a la víctima.
Me has mostrado la máxima forma de inteligencia
donde imagen y espejo se encuentran,
donde la bestia y el ángel se reflejan
el uno en el otro:

estúpida arrogancia el haberme declarado in extremis
de espaldas al sitio donde yace la creación.