5/12/15

Precios altos, gente feliz

Argentina es el único país del mundo donde si aumentan los precios de la canasta básica, la gente festeja. Ni siquiera tenemos un competidor para aspirar al premio Guinness. Dicha reacción -digo yo- puede deberse a dos cosas:
1) la gente es estúpida, y además, masoquista;
2) a pesar de ser estúpida, su poder adquisitivo ha crecido (si se ríen cuando se comenta que todo ha aumentado es que pueden pagar). Lo cual hace pensar que el gobierno saliente no se va tanto por cuestiones económicas, sino de otro tipo. A saber: corruptelas varias.
Y claro: no deberíamos culpar a la gente, ya que debido a los múltiples artefactos de manipulación masiva que-no-nos-permiten-elegir-con-libertad, no somos "del todo" responsables de nuestras elecciones... 
De lo que sí debería culparse a la gente, es de estar empeñada en no querer cambiar.
O sea: de empeñarse en su estupidez.
Bienvenidos al reino de la re-re-estupidez.