16/12/15

Rendirse al Misterio

Nicanor Parra-Miguel Grinberg-Allen Ginsberg / La Habana (Cuba) 1965

No se trata de imponerse principios para liberar la energía y navegar sin rumbo en el caudal de los impulsos vitales. Rendirse en acompañar sus movimientos, sus eclipses, sus erupciones, sus coordenadas, sus tormentas. Sin eludir, pero tampoco yendo más allá de lo que la conciencia nos reclama. O yendo más allá pagando el precio, pero NUNCA arrastrando a los otros, nunca colgando en los demás pesos, culpas o pesadillas que no les corresponden. No somos los jueces, pero tampoco los verdugos. Si queremos ser victimarios de nosotros mismos, adelante. Si queremos víctimas: nosotros mismos. Lo desconocido puede ser fatal. Sabiendo que de todas maneras somos parte de un TODO energético, que no corresponde desvelar porque es el Misterio en sí mismo, pero no el "misterio" sostenido por los organizadores de la Fe para justificar su ignorancia y someter a los timoratos. Este Misterio al que me refiero es a su vez la Evidencia. Puede darse en cualquier instante de mil modos posibles, en las más dispares circunstancias.

Miguel Grinberg. Memoria de los ritos paralelos (1964)